Año nuevo, vida nueva. ¿Os suena esa frase? Con el fin de las navidades a todos nos viene la misma pregunta a la cabeza. ¿Qué propósitos voy a proponerme para el nuevo año? Lo primero que tenemos que tener claro es que puede que en muchas ocasiones esta sea una pregunta trampa que nos lleve a la desmotivación. Para evitarlo, te aconsejamos que te propongas solo los objetivos que sean factibles de cumplir. Ser honesto y realista con nosotros mismos es el primer paso para emprender el cambio que quizás llevemos mucho tiempo persiguiendo.

Si algo hemos aprendido en los últimos años es que la salud es lo más importante que tenemos. Cuando se tambalea, todo se vuelve frágil. Por eso, hoy vamos a darte los que para nosotros puede que sean los cinco propósitos más importantes que no deben faltar en cualquier hoja de ruta que tenga como objetivo principal tener una vida saludable. 

  1. Apostar de manera decidida por una dieta equilibrada: Una alimentación saludable y variada es la aliada perfecta de una salud de hierro. Intenta que en tu rutina alimentaria tengan un peso importante las frutas y verduras. Te recomendamos al menos cinco porciones diarias. Igualmente importante es aumentar la ingesta de alimentos integrales y evitar al máximo los productos ultraprocesados, así como la sal y el azúcar en exceso.
  2. Muévete al aie libre: Una buena alimentación no sirve de mucho si no se combina con hábitos regulares de ejercicio físico. La adecuación a nuestras capacidades ocupa aquí un papel muy importante. No todo el mundo está capacitado para hacer la misma intensidad de actividad física. Adapta el ejercicio a ti con la ayuda de un profesional que te guíe. Por otro lado, te recomendamos que realices tus actividades al aire libre, ya que pasar más tiempo en contacto con espacios abiertos, especialmente en la naturaleza, te ayudará a combatir el estrés y por lo tanto a mejorar tu estado de ánimo.
  3. Olvida el tabaco y el alcohol: Probablemente estemos ante los dos malos hábitos que más esfuerzo y sacrificio suponen si queremos dejarlos atrás, especialmente en el caso del tabaco. Igualmente sabemos que son dos hábitos dañinos para nuestra salud. Cualquier momento es bueno para dejar de fumar y de beber alcohol pero el inicio del año puede suponer un antes y un después. Mentalízate y comienza a valorar si realmente vale la pena seguir provocando un daño innecesario a lo más valioso que tienes, tu cuerpo.
  4. Una mente sana: Siempre nos centramos en lo físico dejando en un injusto segundo plano la esfera mental, lo que hay en nuestro interior. ¿Por qué no comienzas a adquirir hábitos de meditación en este 2023? La meditación disminuye el estrés, la ansiedad o la depresión, entre otros trastornos. Además, ya es hora de quitarnos el estigma social que todavía hoy provoca el hecho de ir al psicólogo. Todos deberíamos ir a terapia en algún momento de nuestra vida al igual que vamos al médico para hacernos un simple chequeo.
  5. Duerme bien: El sueño es fundamental y está íntimamente relacionado con el punto anterior. Si no tenemos una buena calidad del sueño y esto se prolonga en el tiempo, estamos abriendo la puerta a problemas de salud tales como enfermedades cardiacas o trastornos mentales y metabólicos. Intenta dormir 7 u 8 horas al día de manera ininterrumpida. Si te cuesta, te resultará de ayuda crear un espacio y ambiente cómodo alejado de cualquier elemento que te distraiga. ¡Deja el móvil! Otro factor que te ayudará a dormir mejor para afrontar cada día con la energía suficiente es limitar el consumo de cafeina.

Como ves, son tan solo cinco propósitos que sin embargo pueden ayudarte a mejorar de manera significativa tu calidad de vida. Márcate tus tiempos y ve a por ellos. Estamos seguros de que con paciencia y constancia lo conseguirás. No olvides que estamos aquí para ayudarte, porque nuestro objetivo es tu bienestar.